domingo, 3 de mayo de 2009

Influenza vs. 'información que cura'

No me gusta usar cubrebocas y mi mamá se enoja. Ya le dije que eso no funciona, que si mi sistema inmunológico falla, ¡lo hará sin contemplaciones!

Lo cual parece –mas ruego y pienso-pienso-pienso que no es ni será fiebre porcina/influenza humana (IH) – sucedió brevemente. Sólo moqueé y mi ojo derecho lagrimeó cual dramática víctima telenovelezca.

No tuve dolor de cabeza ni fiebre tampoco dolor de cuerpo. Así que adopté el remedio del jugo curativo: exprimir naranjas, licuar con guayabas, papaya y añadir zumo de cuatro limones.

Pienso que fue psicosomático porque el domingo o lunes pasado me quedé con la radio encendida y escuché un programa –en vivo– sobre la IH y hasta soñaba con lo que decían.

Yo ni asustada estaba. Me entró la paranoia de ver a un montón de gente (sobre todo en el Metro) cubriendo su nariz y boca. Más inaudito fue verme hace ocho días, de la Raza a Balderas luego a Tacubaya y de ahí a San Pedro de los Pinos, con un tupperware de… ¿qué serán, 4 o 6 kilos de ensaladagelatina?

La gente me miraba feo, igual pensaban “esta mentecata ve el terremoto y no se hinca” o “¿quién se va a comer eso lleno de bichos?”. Si eso pasó por su cabezotas, pues, ¿qué creen? Que mi postrezote fue reovacionadooo y hoy, una semana después nadie reclamó por IH o de menos malestar estomacal, ¡eeeh!

Por otra parte, no creo que haya sido mi imaginación, pero de lejitos vi a un chavo con un tapabocas que parecía más mascarilla contra exposiciones nucleares. Se le perdió Laguna Verde. Sí, bien de película de ciencia ficción.

¡Aah –no quiero mal decir, pero…– maldita influenzaaa! Digo, no la tengo. Mas, es injusto porque cuando una decide que la vida va y va bien con gran fuerza de voluntad, ¡zas! Aparece este virus cochino <- alusivo a los cerditos, que hasta cierran los lugares de recreación, llámense antros, bares, restaurantes, gimnasios, parques, centros comerciales, cines, museos y hartos más.
El viernes tenía clase extrema, dos horotas. Sin embargo, como medida de precaución…¡NOOOO FUIIII! Tenía y tengo pues una fuerza de voluntad enorme, además estoy comiendo sanamente, bah, qué injusticia.

No obstante, IH, quiero que sepas que no me das miedo y que mañana quemaré las calorías que debí de; que al puerquecito digo NO.

Y ya para irme, aunque no tiene relación con la IH (bueno, sí un poco porque como no tengo cable, me toca ver toda la bola de “información que cura” de Bolita Ayala, ups, digo Lolita Ayala), ¿alguien tiene el poder para sugerir o definitivamente cambiar las rosas de la sra. Dolores Ayala por otra flor?

Sino, ya de plano, que las rosas sean con espinas, jajaja. Así:




Por fas…



3 comentarios:

ElPoeta dijo...

Comprendo que te niegues a llevar tapabocas. Yo creo que hay demasiada psicosis en toda esta historia. Besos,
V.

Jane dijo...

COMO SIGUES? ya te recuperaste?

Karla dijo...

efectivamente el cubrebocas no te protege mas que tu propio sistema inmunológico!

la ensaladagelatina genial!! riquísima!! quiermo mas!!! o de menos la recetita no?

besos hartos