lunes, 4 de agosto de 2008

Sida, que sí da

La XVII Conferencia Internacional sobre sida 2008 ha ocupado gran parte del contenido de noticiarios durante este domingo y lunes, así como páginas de periódicos y portales de internet.

Este encuentro mundial se celebra en nuestro País, (cheque estilo de Reforma, jo, estimado lector) desde el 3 y hasta el 8 de agosto, con el propósito de hacer un llamado a distintos sectores, no sólo de salud, para combatir la también denominada “pandemia”.

Queridos lectores, el objetivo de este blog no es repetir lo ya visto o publicado en diversos medios, sino compartir con ustedes el trabajo que escribí en 2006 para la revista ERES* (sí, sí…Colaboré en esa publicación ‘ligh’ –si así la miran– y estoy orgullosísima) sobre una mujer que tenía 22 años cuando su esposo la contagió de VIH.

Además, permítanme escribir que a Silvia la encontré, hace un par de semanas, sobre la Avenida Paseo de la Reforma junto a otras activistas. Platiqué con ellas y me dio muchísimo gusto verla tan bien, tan de buen ánimo como cuando la conocí.

Todavía recuerdo la entrevista, en el bazar de Pericoapa, y el testimonio de Silvia me conmovió tanto que contuve las lágrimas (porque el dolor que aquí pueda retratar es mínimo), y la admiro por ser un gran ser humano, pero sobre todo una gran MUJER.

He aquí algunos extractos de “Mi vida con VIH”, sección Vida Real, eres*443:

“He llorado bastante. Ahora intento mostrarme más fuerte y valiente frente a esto; lo platico para que las chavas y chavos se den cuenta a qué le tiran. Quiero decirles que pueden disfrutar de su sexualidad, pero sin descuidar su salud.”

Silvia es portadora del VIH, tenía 22 años de edad cuando conoció aquel diagnóstico que cambió su vida. Ser joven. Casada y madre de familia no fueron garantías ni protección contra el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, SIDA. Pero no sólo eso, era víctima de abuso sexual, maltrato físico y psicológico por parte de su esposo.

[ . . . ]

“Soy Silvia Carmona Medina, ama de casa y activista. Estoy infectada de sida desde 1997, año en el que diagnosticaron a mi pareja. Fue muy extraño porque al hacerme la prueba, se comprob´que tenía el virus , pero no estaba activo”.

[ . . . ]

LA VERDADERA BATALLA
[ . . . ] En 2004, el virus se activó en su cuerpo, fue entonces cuando inició la batalla por vivir “empecé a tomar medicamentos. De pronto me encuentro deprimida y a veces alegre, pero salgo adelante por mis hijos”, dice convencida. [ . . . ]

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA
Silvia contuvo las lágrimas y siguió su relato sin miedo, como cuando fue al Congreso Internacional de SIDA, en Toronto, Canadá. Allá conoció a muchos chavos y les platicó su historia, así, decidió luchar para evitar la propagación del virus uniéndose a asociaciones civiles que apoyan a personas infectadas. “Ayudo a los muchachos infectados, trato de darles medicamentos, los visito y les ofrezco alimento. Una vez repreguntaron por qué los ayudo si por alguien como ellos me infecté. Yo no veo culpables; somos seres humanos y debemos apoyarnos.”

[ . . . ]


Me detengo, creo que este post es extenso, no sin antes decirles –por trillado que sea–: ¡El uso de condón hace la diferencia! Porque como la señora Silvia, tú y yo somos igual de vulnerables.

Que si no se siente igual de rico con… Ni modo, seguro tampoco es rico vivir con VIH ni con todo lo que éste implique.

7 comentarios:

lunanueva dijo...

Q EXOERIENCIA AMIGA, ES AQUI CUANDO TE DAS CUENTA Q TODOS TUS PROBLEMAS, SON SOLO PIEDRITAS EN EL CAMINO, FELICIDADES

ElPoeta dijo...

Amiga, de momento mis vacaciones terminaron y estoy de vuelta. Sólo paso a retomar contacto, pero espero venir pronto y comentar despacio. Un beso con cariño,
V.

Jane dijo...

Cuidense mucho!!!... lo cual no quiere decir que no disfruten la vida, simplemente con responsabilidad.
He vivido de cerca por lo que tienen que pasar los enfermos de VIH y sufren mucho tanto corporal como psicologicamente.

saluditos!

Dídac dijo...

¡ NO A LA IGNORANCIA!

yo estuve por alli, por que hace mucho escribi, un ensayo sobre el libro "¿por qué a mí?! de Valeria Piassa Polizzi.

"ni lamejor confianza de una persona, te puede salvar de ello"

sin gorrito no hay fiesta.

Saludos!! =)

Latamoderna dijo...

Oh y los reporteros que cubrieron la conferencia... oh, la la... se quedaron en los hoteles por mi casa y los veía en el metro, "buenas tardes".

A parte de eso, un tema duro... triste... trágico. Qué más puedo decir.

Gade Herrera Galicia dijo...

¿Escriiste alguna vez un test?... el VIH, así como el Sida, es un tema bien cabrón, por eso es mejor el uso del gorrito...

(Iba a poner condón pero me iba a quedar en rima)

Saludos señorita.

EL GANSO dijo...

¿Otro cambio de look en el blog? ¿No está muy emo? ¿Cómo quedó la sopa con poro? ¿Hago muchas preguntas?