miércoles, 17 de febrero de 2010

Sexo: ¿Con o sin amor?

Camino al trabajo, ¿quién no transita cerca de hoteles/moteles? Podemos observar desde el Fiesta In, el Holly Day –normalito – y el Express hasta el Impala o el Sena o el Ermita y cuantos vengan a su cabecita, claro también depende del rumbo y la economía.

¿Por qué he comenzado este post así? Vaya esto sí guarda relación con el titulo, pero sucede que más bien recordé (mientras iba camino a la Roma y mientras el pecero pasaba frente a un hotelillo de esos ‘entrada por salida’) la declaración de –lo llamaremos– Niño Físico (NF) durante una conversación sobre sexo vs. amor. Literalmente dijo: YO NO TENGO SEXO SIN AMOR.

Sí, así lo dijo NF, hombrecito idealista de 25 años que me ha dejado boquiabierta –en aquel momento, nada más– y con ojos de plato. Sorprendida e incrédula. Pensé: ¡qué bien, ya no los hay como tú!

Después en otras muchísimas pláticas dijo que él nunca ha entrado a un motel. Evidentemente la curiosidad y por qué no, el morbo me orilló a preguntar:

–¡¡¡¿Entonces dónde lo has hecho?!!!
–Pues en mi casa o en casa de ella.

Seguí sin creerlo y luego salió con la cursilada de “cuando entre con una mujer a un hotel sólo será de vacaciones y obvio ella será mi esposa”. Sin embargo, ahí ya había echado abajo aquella declaración de que él no sexea si no ama, ¿qué cómo lo sé? Pues…así sucede cuando pasan las cosas y concluí “hombre al fin y al cabo”.

Tan típico de ellos. Si algún hombre llega a este espacio, please, díganos por qué les gusta:

a) disfrazar su sentir/pensar de bonito/lindo cuando imploran –como ser humano normal – estar con una mujer.
b) proponer sexo, llevarlo a cabo y luego arrepentirse y luego decir “bueno sí, pero no, pero tan amigos como siempre”.

Me queda o nos queda claro que en cualquiera de estas opciones, la práctica resulta y se hace sin amor, aunque por supuesto existe atracción o una cuestión física-extraña por ahí. No nos lanzamos así y ¡zas!

Tan simple, tan sencillo: porque ellos tienen ganas y si nosotras estamos de acuerdo, sucede, se disfruta y ya.

En cambio, si nosotras nos clavamos después aun bajo advertencia de que era sexo y nada más, ¿qué piensan ellos? ¿que la regaron y les entra el arrepentimiento? Y ¿por qué les da cruda moral si estaban ansiosos y lo pidieron?

Por el contrario si una los mira como lo que significaron/fueron en ese momento o aquella noche (sin o luego de unas copas), ¿por qué las/nos miran raro y de 'aventurera' o lo que le sigue nos califican? Si la vida va para ellos así como si nada, ¿qué, habría de ir igual para ellas?

Pienso que el sexo sin amor es válido cuando ambos están de acuerdo e indudablemente, resulta mejor cuando es con amor y con alguien a quien amas porque (perdonen las rebusnancia) –he de citar aquí lo que un hombre (a quien no conozco) escribió y me compartieron entonces resulta : […] una restauración de la vida de cada uno.

¿Quién no quiero esa restauración?

Aunque a falta de amor y a sobra de un amigo(a) dispuesto a satisfacer la necesidad… Neurólogos franceses afirman que incluso en combinación, el amor y el sexo no dejan de ser dos entes diferentes (tomado de Las travesuras de Cúpido, una serie-documental, jejeje)

5 comentarios:

Léo dijo...

"No nos lanzamos así y ¡zas!"... Pues te diré ehh jajaja. Este post es demasiado buga para mi entendimiento =P

ElPoeta dijo...

Hola. Quiero disculparme porque últimamente apenas tengo tiempo para pasarme a leer y comentar en los blogs de los amigos, entre otras cosas, porque ando embarcado en un proyecto solidario. De eso precisamente trata la última entrada de mi blog. Agradecería que le echaras un vistazo, así que para hacerlo más fácil, te dejo marcado el camino:
Crónica del Viento: Tú puedes ayudar
Abrazos y besos,
V.

Raneg Ílcala dijo...

Acabo de encontrarte de nuevo. Espero que sigas actualizando éste sitio, ya que es de lo poco que he encontrado que vale mucho la pena mantener vivo. Un abrazo.

Octavio Hernández (México-España) 1982 dijo...

saludos


me he dado una vuelta por aqui y me parece interesante, siguele. el amor y el sexo son dos cosas que no deberian tener relacion directa o al menos que no deberian condicionarse uno con el otro. asi no tendriamos tantos prejuicios acerca del sexo y del amor. y creo que los hombres nos tenemos que reinventar todos los dias para satisfacer a la mujer de nuestro lado, y en ese afan acabamos mintiendo o rayando en lo falsos.

Ambar dijo...

Hola, qué ha sido de ti?Si estás en TW, sería grato saberlo para seguirte.Espero estés bien, a mí te repito, me gusta leerte.