sábado, 27 de diciembre de 2008

Australia

I

Soñé que me ‘enamoraba’ de mi maestro de ‘meditación. O sea, yo ni medito, por lo menos no en clase de ‘David’. Sí, es que así se llamaba el profe, quien además tenía ojos verdosos y era judío y luego me quedaba chimuela, sin un colmillo que estaba hueco y traía la etiqueta –en color rosa– de una revista femenina.

‘David’ era la onda con todos sus alumnos que resultaron ser mis compañeros de la secu, entre quienes estaba El Calabazo. Un cuate que pss sí medio me gustaba –en la vida real, hace ya unos diez y algo de años–, pero que también era asediado por mi mejor amiga, la Jackie.

Entonces que la Jackie, en el sueño, ahí iba de jodona con El Cala y que yo me enojaba, aunque ya luego me valía porque yo no llegaba a tiempo a la clase de David.

II

Ya vi AUSTRALIA. Realmente, no venía a escribir mi sueño, sino a ¿decir? esto.

Fui en Navidá. Sí, el jueves pasado; es que desde que vi los cortos, pensé que el día del estreno iría y como también me llegó por correo un boletín de una empresa, A.C o yo que sé que sea que promueve la aussie land, y el cine me queda a una cuadra-tres minutos de casa…

El ice de uva y las palomitas con caramelo (medianas) duraron justo los 168 minutos que dura la peli. No vengo a reseñar ni a criticar el filme, pues no tengo experiencia ni es mi intención, para ello compren Cine Premiere o guguléenla o píquenle
acá.

La verdad pensé que la cinta nos ofrecería más vistas-paisajes-escapes de la tierra Oz, quizá Ayer’s Rock también conocido como Ulurú, fue mínimo. No importa, las escenas en donde aparece el inmenso desierto australiano me hicieron llorar, híjole, es que me acordé de M. y sentí nostalgia.

Muchas veces M. me habló de esas tierras, de sus costumbres, de la gente, de los más de 40°C que tiene durante todo el año y por lo que hasta tres veces al día se bañan, que los australianos comen mucha carne, que la infidelidad es típica en América Latina, no en su país; de Melbourne, de Sydney, de la Trobe University, del trabajo de su padres, de su hermano…

Otro cuate, quien vivió mucho tiempo con una australiana aquí, dice que Australia está lejos del resto del mundo. Su calidad de vida, sin duda, es ideal; sin embargo, para ir de ciudad en ciudad a fuerza debes viajar en avión, nada de que ‘vamonos en el carro’ como los mexicanos solemos pueblear. Allá las distancias entre pueblos son enormes, y estos no tienen más de 50 habitantes, quienes en su mayoría son aborígenes.

Y un Don –entiéndase señor-viejo-ruco–, quien también vivió en Australia hace años, regresó a México y después volvió por negocios, dice que los australianos blancos son racistas y se justifican al decir que son ‘tolerantes’.

Me comentó que hace más de 40 o 50 años, el gobierno aussie permitió una prueba nuclear en el desierto, a pesar de que sabían que en el lugar donde fue realizada vivían grupos aborígenes y que eso o lo de las ‘generaciones perdidas’, prefieren no mostrarlo al mundo porque entonces Australia no es tan perfecta como parece.

No me quedo con ninguna versión. Sólo espero tener tiempo, vida, energía y dinero para hacer el outback y adentrarme al Corazón muerto de la tierra de M.

No quiero ponerme chillona. Mejor, les dejo muchos besos y abrazos para despedir al 2008, cántenle ‘yo no olvido el año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas…’


III

Lista –mínima por no más extensión– de sucesos destacables del año:

1. Conocer a
Lata , a Ross y reencontrar a Reyna
2. Conocer a la Nats; integración de las sritas Mal cogidas.
3. Conocer al Maestro trepador, instructor de técnicas no tan infalibles, viajar con él y la Reynis a la Lataparty.
4. Haber entrado al taller de redacción del periódico X. había sido un gran reto desde que salí de la Facultad, ¡lo logré!.
5. Reencontrar a M., a pesar de todo.
6. Hacer locuras con la chica A.

5 comentarios:

ElPoeta dijo...

No hace falta una crítica en serio, pero sí me habría gustado que nos contaras si te gustó la peli... Feliz año nuevo, amiga y un beso,
V.

gabriel revelo dijo...

interesante el sueño-romance je je...

tienes razón, australia (el país) es interesantisima. un tío vivió en sydney casi dos años y siempre habla maravillas de ese pais enorme. debe ser como un universo aparte.

saludos y feliz año!

Gurisa dijo...

Feliz año, che!

Latamoderna dijo...

Qué bonito recuento, casi lloro, snif. Ando re sentimental.

Bueno, pues no he visto Australia, pero sólo lo haría por Hugh de Lata...

De tu maestro zen, me hiciste reír mucho. Subconciente subconciente.

Suena bien aquél país, pero nomás por los guerotes, el clima suena horrendo. Así que mejor, unas chulas vacaciones, tomar fotos, recorrerlo y regresar a fresquito México, ¿no?

feliz año, abrazos miles. :)

Anónimo dijo...

Pues no he visto la película, pero espero toparme con "El Don".

Ojalá no lo vea el día en que la tierra se detuvo porque...

me llevaría la ...


Felices trazos.