miércoles, 23 de enero de 2008

De vuelta a la normalidad...

Me encanta la navidad, me encanta sacar el arbolito, desempolvar cajas, buscar adornos y decorara la casa; pienso que los colores de la época son el rojo, blanco, dorado y verde...¡Que emoción, peroooo que flojera devolver todo a su lugar, limpiar esferas, estrellitas, acomodar al Santo Clos dulcero con cuidado junto a los renos -de fieltro- y al muñeco de nieve en forma de bota, nos tardamos más en poner que en quitar.

A mi madre le encanta decir "vamos, el nacimiento, los adornitos...Que Camila (mi sobrina) sienta desde pequeña el significdo de estos días", ajááá, solo dice y la que se llevan la joda de quita y pon somos mi hermana y yo. Así hemos andado dos semanas, que las velas, la corona, las botitas y no sé qué más. Ni siquiera estuvimos mucho tiempo en casa, casi me aventé la semana navideña en Valle de Bravo y los regalos se quedaron acá porque mis papás cargaron desde frutas y legumbres hasta con el Barbas (ex perro de mi hermano).

Mi papá quería que la casa volvera a la normalidad el segundo día del año, pero tanto movimiento para nada no era justo, aún faltaba la llegada de los Santo Reyes de mi beba, quien seguro que no sabe qué es eso. Las más emocionadas por los juguetes eramos su madre y yo, por cierto recorrimos medio centro histórico en busca de una pelotota porque en los juguetrones, las comerciales y aurreras del rumbo no hallamos la méndiga bola y para armar el jumping de Camila, tres manos se dieron a la tarea; una rana bebé y una pijama fueron los regalitos por los que el árbol de navidad tuvo que aguantar otros días ahí, de pie en la sala.

Tanto esperamos para un ratito que se va como agua, tanto y todo regresa a la normalidad, ¿cómo en tan poco tiempo le tomas cariño al enramadito con luces que ni ganas de envolverlo te dan?

Ya no me gustaron las esferas ni las estrellas que adornaron el christmas tree y pienso que este año habrá que renovarlas, jajaja, aún ni años cumple y ya planeo cómo será el final de este 2008. Valió la pena el colgandijo, en un ratito un montón de sonrisas y sorpresas...Hoy hemos vuelto a la normalidad.




4 comentarios:

Latamoderna dijo...

HEEEYYY, tu sobriiiiiiii. Me encantó. Yo también volví a la normalidad en casa, aunque mis arreglos eran más "escasos".
Such is life... pero es bonito, ¿no crees?
Besotes, querida.

Karina dijo...

Lata:
¿Cómo ves a mi hijita postiza? La adorooo!!

Ay esta normalidad -ordinaria- tan bonita...tu bonsai de navidad era también lindito.

Latamoderna dijo...

tsssss.... :)
oye, tienes tarea en mi blog. :P

gabriel revelo dijo...

siempre es bueno (y necesario) volver a la normalidad... aunque en la oficina de mi horrible trabajo todavía tenemos nuestro arbol de navidad lleno de polvo.